Carillas

Son laminillas fabricadas de porcelana o de resina, que se cementan en el frente de los dientes después de realizado un mínimo desgaste. Sirven para corregir dientes fracturados, severamente pigmentados o con malformaciones y dientes torcidos, rotados y separados sin necesidad de utilizar brackets, permitiéndote lucir de nuevo una sonrisa perfecta en corto tiempo.

Exiten dos tipos de carillas:

De porcelana (indirectas):
Son fabricadas en el laboratorio dental y se necesitan dos citas para realizarlas. Su precio es más elevado y son más duraderas que las de resina.
   
De resina (directas):
Son realizadas en la clínica adhiriendo resina (relleno blanco) al diente en una sola visita.  Son mas económicas y requieren mas cuidados que las de porcelana.
Dientes con espacios, desgastes y malposicion.